¿Qué es la Vaginosis Bacteriana?

El término “Vaginosis Bacteriana” (VB) puede asustar, pero hace referencia a un trastorno muy común que puede tratarse fácilmente. Si sufres una VB, recuerda que no estás sola. La VB, junto con la Vulvovaginitis Candidiásica, es la causa más frecuente de infección vaginal en mujeres en edad fértil.

Por naturaleza, el entorno vaginal tiene un pH ácido, lo que ayuda a impedir que se desarrollen bacterias nocivas y a mantener una flora bacteriana beneficiosa, compuesta por los denominados “lactobacilos”. Sin embargo, si el pH se vuelve menos ácido, la salud de la vagina puede verse afectada.

Existen diferentes factores que pueden influir en el desequilibrio del pH vaginal, como la menstruación, tomar antibióticos, el lavado excesivo, utilizar dispositivos intrauterinos (DIU) y el semen, si tienes relaciones sexuales sin preservativo. El desequilibrio del pH puede acompañarse de un crecimiento excesivo de organismos anaerobios que sustituyan a los lactobacilos normales y provoquen la VB.

Embarazo y Vaginosis Bacteriana

El embarazo puede provocar un aumento de las bacterias nocivas en la zona íntima y dar lugar a problemas como la VB. Si estás embarazada y sufres una VB, consulta a tu médico para que te ayude a saber cómo tratarla. Lo mejor es que tu médico te examine, pues la VB puede dar lugar a complicaciones como:

  • Enfermedad inflamatoria pélvica
  • Aumento del riesgo de abortos
  • Aumento del riesgo de dolores de parto prematuros
Síntomas de la Vaginosis Bacteriana

¿Notas un olor desagradable?

Uno de los síntomas más comunes de la Vaginosis Bacteriana (VB) es el olor desagradable, que suele describirse como olor a pescado. Haz clic aquí para conocer otros síntomas.

 

Top

CPSP16163CAT