Cuidado con la humedad del bañador, favorece los hongos

Llega el buen tiempo y apetecen los primeros baños en la playa o la piscina. Pero ¿sabes que ir todo el día con el bañador húmedo puede favorecer la infección vaginal por Candida en tu zona íntima?

Habrás oído hablar de la candidiasis y otras infecciones vaginales. La candidiasis vaginal es una infección de la mucosa vaginal por el hongo Candida, que puede estar presente en pequeñas cantidades en la vagina, sin causar síntomas. Como a todos los hongos, la humedad favorece su crecimiento. Si llevas puesto un bikini o bañador mojado durante mucho tiempo estás creando un ambiente de humedad perfecto para que los hongos Candida proliferen hasta producir una infección vaginal.

Por eso, una primera acción, y muy simple, que puedes hacer para prevenir una candidiasis es quitarte el bañador después del baño. Si quieres volver a bañarte al cabo de unas horas, ya te volverás a poner el bañador, pero deja antes que se seque al sol mientras llevas otra prenda. Sencillo, ¿verdad?

Hay otras muchas medidas para prevenir la candidiasis vaginal que son de fácil aplicación: no usar tampones, evitar los jacuzzis, usar ropa interior de algodón y no sintética para mantener la zona íntima seca y utilizar productos específicos para la higiene íntima que protejan el equilibrio íntimo y respeten la sensibilidad de las mucosas. Acostumbrarse a seguir estas medidas de prevención te ayudará a mantener tu salud íntima.

GineCanes® te ofrece distintos medicamentos y geles para el cuidado integral de tu zona íntima. En caso de que se produzca una infección vaginal como la candidiasis, un medicamento como Gine-Canestén® puede ayudarte a reestablecer la normalidad de tu mucosa vaginal.

Top