Identifica si tienes una infección vaginal de forma fácil y rápida

Cuando crees que algo no va bien en tu zona íntima porque sientes picor vaginal, dolor, o malos olores, puede deberse a una infección vaginal por hongos o por bacterias. En ocasiones es difícil identificar los síntomas, ya que en ambos casos el flujo vaginal puede verse alterado y se producen molestias en la zona íntima.

Las infecciones vaginales por hongos reciben el nombre de candidiasis y el hongo causante es una levadura del género Candida. El uso de productos de higiene agresivos o no específicos para el lavado de la zona íntima, o una excesiva higiene vaginal, por ejemplo, destruyen las bacterias de la flora vaginal (microbiota), favoreciendo la proliferación de Candida. El picor y el dolor en la zona íntima, junto con un cambio en el flujo vaginal son síntomas de alerta. Ante la pregunta de cómo curar la candidiasis, mantener una higiene íntima adecuada resulta indispensable. Así mismo, Gine-Canestén® te ayuda curar las infecciones vaginales causadas por hongos.

Las infecciones vaginales por bacterias reciben el nombre de vaginosis y se deben a un desequilibrio de la flora vaginal. Una higiene íntima excesiva o una infección anterior pueden ser la causa. Un flujo vaginal distinto al habitual en cantidad y con olor desagradable, junto con molestias en la vagina puede ser síntoma de vaginosis. El tratamiento de la vaginosis bacteriana pasa por volver a equilibrar la flora vaginal, donde geles específicos como GineCanesbalance® te pueden ayudar.

Tan pronto como identifiques los síntomas de una infección vaginal debes acudir a tu médico, quien puede ayudarte a saber de qué se trata y así poder seleccionar el tratamiento adecuado. ¡Consúltale!

Top