Menopausia

La menopausia es un estado natural en la vida de todas las mujeres. Sin embargo, la mayoría de las mujeres notarán cambios en su zona íntima y en su salud íntima a lo largo del tiempo, y presentarán menstruaciones irregulares, al principio de la misma, y síntomas como sequedad vaginal. Estos cambios no significan que no puedas seguir disfrutando de un estilo de vida sano y emocionante y de tus relaciones sexuales, ya que hay muchas opciones de tratamiento para resolver estos síntomas.

La menopausia se presenta cuando disminuyen los estrógenos, las hormonas sexuales femeninas.  Antes de llegar a la menopausia, los estrógenos regulan tu ovulación y tu menstruación. Cuando se reducen los niveles de estrógenos naturalmente, finalizan tus ciclos menstruales, por lo que dejas de ovular y de tener la menstruación regularmente. Cuando llegas a la menopausia, es poco probable que te quedes embarazada.

Durante la menopausia, las menstruaciones son menos frecuentes y al final desaparecen. En España, la edad media de la menopausia se sitúa en los 51 años, aunque en algunas mujeres puede presentarse prematuramente, incluso antes de los 40 años de edad. Si tienes menos de 50 años, recibirás el diagnóstico de menopausia si durante dos años no has tenido la menstruación. En cambio, después de los 50 años, la menopausia se diagnostica tras la ausencia de  la menstruación durante un año.

Síntomas

El síntoma principal de la menopausia es un cambio (normalmente una reducción) en el patrón de tus periodos menstruales. Los cambios hormonales también pueden causar otros síntomas, como sofocos, sequedad vaginal, pérdida de la libido, cambios de humor, trastornos del sueño e infecciones de las vías urinarias o cistitis. Como cada mujer experimenta la menopausia de manera distinta, los síntomas varían de una mujer a otra.

 

Tratamiento de los síntomas de la menopausia

En función de la intensidad de tus síntomas, dispones de diversos tratamientos y medicamentos diferentes que pueden ayudarte a solucionar tus molestias. Estos van desde simples cambios en tu dieta y tu estilo de vida hasta un tratamiento de sustitución hormonal prescrito por tu médico.

Dado que la menopausia es diferente en cada mujer, a veces puede resultar difícil tratar sus síntomas. Si te encuentras en la menopausia consulta a tu profesional sanitario, él te explicará las diferentes opciones terapéuticas y te recomendará el tratamiento más adecuado.

 

Sexo: ¿lubricantes o hidratantes?

Los lubricantes pueden proporcionar una lubricación a corto plazo (por ejemplo, durante las relaciones sexuales), mientras que los hidratantes procuran un alivio a más largo plazo.

 

Top