¿Cuáles son los síntomas de las infecciones vaginales?

Si sientes molestias, picor, escozor u otros síntomas en la zona vulvar y vaginal, quizá te preguntes si tienes una infección vaginal. A continuación, te explicamos los síntomas habituales de las infecciones más frecuentes.

Las sensaciones de irritación o molestias en la zona íntima no tienen por qué significar que hay una infección. Sin embargo, hay algunos síntomas claros que pueden orientarte sobre el origen de tus molestias. Pero, recuerda, esta información es solo orientativa y, sobre todo si es la primera vez que te ocurre o estás embarazada, el diagnóstico solo puede confirmarlo tu médico.

Síntomas de la candidiasis (vulvovaginitis candidiásica)

Hasta 3 de cada 4 mujeres padecerán al menos un episodio de candidiasis a lo largo de su vida. Se trata de una infección provocada por el hongo microscópico Candida albicans. Sus síntomas típicos son:

  • Irritación vaginal, escozor e inflamación.
  • Picor vulvar o vaginal intenso (prurito).
  • Flujo vaginal blanco y espeso, parecido al requesón, sin olor.

¿Crees que puedes tener una candidiasis vaginal? Más información aquí

 

Síntomas de la vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es la segunda infección más frecuente, hasta 3 de cada 10 infecciones vaginales detectadas son por esta causa. Aunque sea frecuente, muchas mujeres tardan en buscar ayuda, ya que a menudo el único síntoma que notan es mal olor en el flujo vaginal, y tienden a buscar soluciones de higiene. No obstante, se trata de una infección causada por bacterias y originada por un desequilibrio en la flora vaginal saludable.

Los síntomas más habituales son:

  • Mal olor vaginal o flujo vaginal maloliente, que recuerda al olor a pescado.
  • Flujo vaginal más abundante, líquido y con un aspecto grisáceo.
  • En ocasiones, irritación vaginal.

¿Tienes síntomas de vaginosis bacteriana? Accede aquí para saber más

 

Otros síntomas y molestias en la zona vaginal

En ocasiones aparecen molestias más inespecíficas en la zona vulvar y vaginal, como picor vaginal, irritación íntima, escozor vaginal, etc., que pueden deberse a distintas causas, desde sequedad vaginal hasta rozaduras con la ropa interior. Se distinguen de las infecciones en que no muestran los otros síntomas típicos de ellas. No obstante, ante la duda, recuerda que siempre es mejor consultar al farmacéutico o al médico.

Aunque no tengan una causa infecciosa, la irritación de la zona íntima y el picor vulvar también tienen tratamiento. Más información en este enlace

Es posible que, a pesar de presentar estas molestias, el diagnóstico no sea claro. En este caso, un sencillo test de autodiagnóstico puede resultar de mucha utilidad.

Top