GineCanescalm®
Gel-Crema 15 g

¿Qué es?

GineCanescalm® Gel-Crema es una solución de Bayer que ayuda a aliviar la irritación vulvar producida por causas no infecciosas.

Gracias a su exclusiva formulación galénica en gel-crema y a sus ingredientes, esta solución para la irritación vulvar proporciona, no solo un agradable efecto refrescante inmediato, sino también una sensación calmante e hidratación de la zona íntima sensible o irritada.

Esta solución para el alivio de la irritación vulvar está desarrollada con una fórmula a base de ingredientes de origen natural que contiene:

  • Frescolat® X-Cool, un derivado del mentol bien tolerado, que proporciona un agradable efecto refrescante tanto inmediato como duradero.
  • Glicina, un aminoácido natural conocido por sus propiedades calmantes del picor e hidratantes.
  • Extracto de avena, un ingrediente calmante, suavizante e hidratante de origen natural.
  • Sin parabenos ni otros conservantes. Sin fragancias.

Su fórmula está adaptada al pH vulvar y, aunque posee una elevada acción emoliente, su textura es ligera, no grasa, y de rápida absorción gracias a la tecnología GELTRAPTM empleada.

Hipoalergénico.

Ginecológicamente testado.

¿Cómo usarlo?

GineCanescalm® Gel-Crema se presenta en un práctico y discreto formato para que puedas llevarlo siempre encima y así poder aplicártelo externamente siempre que necesites calmar y refrescar la zona vulvar sensible, con tendencia a la irritación.

No aclarar con agua.

Para un cuidado completo de la irritación íntima, te recomendamos usar GineCanescalm® Higiene Íntima Calmante 200 ml en combinación con GineCanescalm® Gel-Crema 15 g.

¿Para quién?

GineCanescalm® Gel-Crema es una solución con Frescolat® X-Cool, glicina y extracto de avena recomendado para mujeres que experimenten irritación en la zona vulvar no asociada a una infección, sino causada por factores relacionados con su estilo de vida o actividades cotidianas como, por ejemplo:

  • Ejercicio: al practicar ciertos deportes, como spinning o running, se puede generar un roce en esta zona.
  • Uso de salvaslips, compresas y/o tampones: provocan oclusión y, si no se cambian a menudo, favorecen que haya más humedad en la zona.
  • Uso de ropa ajustada y/o sintética: dificulta la transpiración de la zona vulvar y la sensibiliza.
  • Depilación: por la sensibilización que producen los diversos métodos (láser, cera, cuchilla, etc.) en la zona íntima.
  • Relaciones sexuales: por el roce y/o el uso de ciertos productos (preservativos, espermicidas, juguetes sexuales, etc.)
  • Menstruación u otros desequilibrios hormonales: durante la menstruación, y en otros momentos en los que hay menores niveles de estrógenos, puede aparecer sequedad y picor vulvovaginal.
  • Estrés: El estrés puede provocar un desequilibrio hormonal que favorezca la aparición de irritación vulvovaginal.
  • Uso de geles o jabones agresivos y/o desodorantes higiénicos: productos no específicamente desarrollados para la higiene íntima pueden provocar irritación ya que la piel y el pH de esta zona es distinta a la del resto del cuerpo.
  • Calor y sudor: el calor hace que sudemos más y el sudor tiene bacterias que pueden irritar la piel.