Bienestar íntimo: ¿una cuestión de equilibrio?

Irritación, picor... Las molestias íntimas pueden entrometerse en tu vida diaria y dificultar tus actividades. Estas pequeñas molestias pueden ser causadas por muchos factores. Estos son algunos ejemplos: el estréslos cambios hormonales (por ejemplo, la menopausia, la anticoncepción, etc.), la toma de medicamentos (por ejemplo, antibióticos, etc.), el tabaquismolos productos de higiene no adecuados para la zona íntima o el uso de ropa sintética y/o ajustada.

Todos estos factores pueden provocar un desequilibrio en tu zona íntima y dejar la puerta abierta a las molestias íntimas.

¿SABÍAS QUE...?

La microbiota vaginal está formada naturalmente por microorganismos que forman una barrera protectora. Es importante mantener el equilibrio.

Probióticos para reforzar la microbiota vaginal y proteger la salud íntima

La microbiota vaginal, coloquialmente llamada flora vaginal, está formada por millones de bacterias de distintas especies que ofrecen protección frente a las infecciones vaginales. Los probióticos son microorganismos vivos que, administrados en cantidades suficientes, aportan un beneficio saludable.

Cuando los administramos de forma adecuada, los probióticos se adhieren a la mucosa vaginal y ayudan a restablecer la microbiota vaginal de forma natural. Así controlamos la población de bacterias de la microbiota vaginal y evitamos un crecimiento excesivo de los hongos y bacterias.

Las bacterias que están en mayor proporción en la microbiota vaginal son diversas especies de Lactobacillus (96%). Los lactobacilos necesitan crecer muy rápido y compiten con otros microorganismos potencialmente patógenos. Si sientes molestias en tu zona íntima puede ser que tu microbiota vaginal esté alterada.

Cuando la infección es por hongos, se trata de una candidiasis, ya que el hongo causante es Candida. Cuando la infección es por bacterias, hablamos de una vaginosis bacteriana. En ambos casos puedes sentir molestias, como escozor y picor vaginal, y tu calidad de vida se puede ver afectada en términos de salud, higiene y comodidad.

Descubre nuestra gama de productos

GineCanescalm® Gel de higiene 200 ml

GineCanesflor+®
30 cápsulas por vía oral


COMPLEMENTO ALIMENTICIO

Probióticos y Vitamina B2    
Una combinación única que ayuda a mantener el equilibrio íntimo

SABER MÁS

Prevenir la candidiasis

Icono de Canestén de unas braguitas

Después de ducharte o nadar, asegúrate de tener el área vaginal completamente limpia y seca.

Símbolo de Canestén sin perfume

Mientras tengas la infección, debes evitar las fragancias, así como otros productos químicos irritantes, como el jabón perfumado, los baños de burbujas o los geles de ducha perfumados.

Icono de Canestén de papel higiénico

Límpiate de adelante hacia atrás después de ir al baño. Esto evitará que los hongos penetren en la vagina.

Hechos sobre la candidiasis

Icono de Canestén de un gráfico circular

Le puede pasar a cualquiera. El 75 % de las mujeres tendrán candidiasis al menos una vez en su vida.

Icono de Canestén de células de hongos bajo el microscopio

Los hongos suelen ser la candida albicans, un hongo que se encuentra de forma natural en la microflora vaginal.

Símbolo de Canestén sin químicos

Puedes contribuir a prevenir las infecciones por hongos evitando los alimentos con alto contenido de azúcar, el estrés y llevando un estilo de vida saludable; así mantendrás tu sistema inmunitario fuerte.